Cómo Matar Nuestros Sueños

Cómo Matar Nuestros Sueños

Por lo general en los seminarios de motivación, liderazgo, etc; siempre te hablan de cómo cumplir tus sueños, cómo hacerlos realidad, pero nunca te advierten de cómo acabar con ellos.

Entiendo que muchos dirán que prefieren no enfocarse en eso, que es mejor ver el lado positivo de sus metas, y tienen razón, pero…

Qué tal si hubieran algunos síntomas que te dijeran que tus sueños o ideales han empezado a morir, acaso no considerarías útil detectar estos síntomas, antes de que llegue un punto de no regreso.

Justamente, sería como detectar un cáncer en una época temprana, antes que invada tejidos vitales, y así el proceso de sanación será mucho más fácil y rápido.

Entonces, este escrito no es un manual para asesinar tus sueños, sino saber cuando ha empezado ese proceso para poder revertirlo a tiempo.

Y aquí te comparto varios de estos síntomas.

Falta de tiempo

Has notado que a las personas más exitosas les rinde más el día, y a pesar de tener múltiples ocupaciones, parece que su día tuviera 36 horas.

Por el contrario, fíjate en una persona que no está contenta en su trabajo, que su vida familiar no es excelente, y que ha empezado a perder esa llama en su corazón.

Notarás que a esta última, nunca le alcanza el tiempo, siempre se pasa quejando de que el día no le rinde nada, que pasa muy ocupada pero que aún así no logra terminar las tareas que se propuso completar.

No es coincidencia, el primer síntoma que surge al matar nuestros sueños es que no nos alcanza el tiempo para lo que realmente quisiéramos hacer.

Nos Volvemos Realistas

Un sueño para que sea tal, debe ser algo hasta cierto punto inalcanzable, no se trata de tener una casa simplemente, sino de tener la mejor casa; no se trata de ser jefe de tu trabajo, sino llegar a ser gerente o presidente del directorio.

Un sueño para que se jacte de ser tal, tiene que ser algo imposible de alcanzar.

Pero…

Llega un momento donde empezamos a ver “la realidad” de las cosas y empezamos a conformarnos con menos, vemos la sociedad, la economía, nuestro sueldo, nuestras pocas capacidades, y creemos que nunca nos alcanzará la vida para cumplir nuestros sueños, así que mejor me conformo con algo más realista.

Y pierdes ese fuego, esa llama, esa ilusión de la que se alimenta toda vida inspirada.

La Paz

Nuestra vida se empieza a llenar de calma, de paz y tranquilidad cuando nuestros sueños empiezan a morir,

Te tomas esa tarde de domingo libre, recostado viendo 8 horas una serie en Netflix, o te tomas íntegro los 15 días de vacaciones al año de tu trabajo, porque “te lo mereces“, o empezamos a dormir hasta tarde.

Y creemos que eso está bien, que a ese punto queríamos llegar y la verdad es que eso sólo demuestra que estamos alejándonos cada vez más de nuestras metas.

La gente exitosa no tiene una vida tranquila, viven llenos de estrés (del bueno) cada día, de adrenalina, su vida es una aventura, con subidas y bajadas, y por supuesto con grandes satisfacciones también.

Te imaginas al dueño de Amazon viendo ocho horas de Netflix un día domingo, o durmiendo en una playa 15 días seguidos sin atender su negocio.

¡Por supuesto que no!

La vida se trata de vivirla activa y enfocadamente. Por supuesto, evita confundir esto con el estrés desgastante, y las ocupaciones que podrían arruinar otras áreas de tu vida.

Pero una persona que tiene sueños en verdad, siempre está activa y no en calma.

Auto-ataque

Empezamos a enfermarnos, a subir de peso, a generar deudas y compromisos que no nos permiten descansar, y tontamente pensamos que así es la vida de adultos.

Sabías que más del 90% de enfermedades son psicosomáticas, lo que quiere decir que nosotros mismos nos la hemos provocado con nuestros pensamientos, ideas, estrés, y con malos hábitos y malas prácticas alimentarias y de salud.

Son muy pocas (apenas el 2%) las enfermedades que podríamos asignárselas a un virus, a una bacteria o a una falla genética.

Y lo que menos hacemos es hacer un mea culpa, y preferimos llenarnos de medicamentos, que te ayudan por un lado y destrozan tu salud por otro.

Si tienes alguno, o todos estos síntomas, es una señal que estás matando tus sueños (inconscientemente), pero lo mejor de todo es que estás a tiempo de descubrirlo, diagnosticar el problema y empezar a tomar medidas y empezar a soñar una vez más, retoma ese fuego que queme tu corazón y te despierte cada mañana muy temprano, por un propósito claro y definido.

¡Un Abrazo!

Ponte en contacto conmigo:

http://vinicioramos.com/whatsapp/
http://vinicioramos.com/telegram/
http://vinicioramos.com/blog/
info@vinicioramos.com
https://vinicioramos.com/
https://www.facebook.com/vinicioramosy/

Previous post
Next post

Vinicio Ramos

Dedicado a transformar la vida de las personas.

  

Instagram did not return a 200.
SÍGUEME EN INSTAGRAM:
Instagram did not return a 200.