Decidí No Ser Artesanal

Decidí No Ser Artesanal

El término artesanal en mi país, o al menos al que quiero hacer referencia es a la forma tradicional de hacer las cosas, la cual se sobreentiende de forma general que es mejor.

Por ejemplo un pan, un queso, hechos de manera artesanal, de la forma como se ha venido haciendo en los últimos 30, 50 o 100 años, son productos muy apreciados y valorados.

Muchas personas buscan vasijas, floreros, adornos hechos a mano, para decorar sus casas, porque siempre se considera que lo artesanal es mejor.

En lo que no había caído en cuenta, es que esto también se aplica a las personas, y la sociedad ha creado un “modelo artesanal” con el cual formarnos.

Imagina lo que significa pasar casi 15 años estudiando escuela y colegio, para terminar antes de los 18 y darte cuenta que en verdad no sabes nada.

Luego de eso, el proceso artesanal, te dice que para realmente empezar a ser alguien, debes estudiar 4 o 5 años de carrera. Por si fuera poco, esto no te hace muy bueno en lo que sabes, debes de sumarle una maestría, diplomados, especializaciones, doctorados, etc.

Sin darte cuenta llevas en este proceso ya 30 años, y un día te sientas frente al mar o a viendo las montañas y te das cuenta que no sabes qué carajo has hecho con tu vida.

Que además ahora, artesanalmente (tradicionalmente) formaste una familia, adquiriste un vehículo, una casa, tienes deudas que no tienes ideas de dónde provienen, que en definitiva…

¡NO ERES FELIZ!

De repente te das cuenta, que cada día te levantas artesanalmente a una misma hora, a hacer las mismas cosas, y nunca alcanzas lo que realmente quieres en la vida.

Por supuesto, de cuando en cuando recibes alegrías artesanales en tu vida, como el nacimiento de un nuevo hijo, el adquirir un nuevo departamento, un pequeño viaje ocasional a un lugar maravilloso, pero…

Todo esto dentro de esta sociedad artesanal, donde sin darte cuenta, cada uno de esos logros lo que hace es acarrearte más responsabilidades que seguramente no quieres en tu vida.

Un hijo te traerá una resposabilidad social, económica, emocional al menos por los próximos 20 años, y sabes qué, conozco muchas personas, que nunca estuvieron preparadas para tener hijos, pero ya que así es como se venían haciendo las cosas desde hace mucho tiempo, y ellos ya estaban en edad de formar una familia, aceptaron esa idea y fueron incrustados en este modelo artesanal.

Qué lindo que tengas una nueva casa, sin ser consciente que por los próximos 30 años vas a estar peleando mes tras mes por pagar las cuotas de la misma, y que habrá temporadas donde esto representará un verdadero dolor de cabeza para ti y tu familia, sin contar que muchos la perderán.

Conozco personas que se toman buenas vacaciones una vez al año, y pasan el siguiente año pagándolas, para que al siguiente puedan volver a viajar, y así año tras año.

Por favor, no me mal entiendas, no te digo que no tengas hijos, que no compres una casa o que no viajes, no me refiero a eso.

De lo que te quiero hablar aquí, es de cómo muchas de estas ideas simplemente fueron implantadas en ti por una sociedad, únicamente porque así se ha venido haciendo por muchos años.

Si decides tener un hijo a los 16 o a los 40, hazlo, siempre que sea tu decisión. No tienes idea la cantidad de gente atada a pagar las cuotas de un vehículo mes tras mes, sólo porque un carro significa tener status, o aparentar que te va bien en la vida.

Tengo amigos millonarios que no tienen carro, prefieren andar en uber. Pero este es un pensamiento NO ARTESANAL.

Y así fue como decidí vivir mi vida hace un tiempo, decidí creer que las cosas se pueden hacer de una manera diferente, empecé a creer en las ideas locas que cruzaban por mi cabeza y aunque iba en contra de todo lo establecido en la sociedad, decidí avanzar aún escuchando comentarios en contra.

De esta forma una vez decidí quedarme en casa y no ir a trabajar más (estoy a pocos días de cumplir 9 años de esto). Y aunque escuchaba voces que me decían que siga el camino artesanal, de conseguir un “trabajo de verdad” en una empresa (sí, eso me dijeron); yo decidí creer que había una forma distinta de hacer las cosas.

Decidí creer en una forma diferente de vivir, de viajar, de relacionarme de crecer, de alimentarme, de hacer negocios; y aunque he cometido grandes errores en mi vida, de los cuales no me arrepiento, porque son los que más me han enseñado, me di cuenta de algo.

Soy (quizás) el único de mis amigos cercanos que está peleando realmente por vivir la vida de sus sueños.

Cada vez que converso con algún amigo de la infancia, su rostro siempre me refleja esa “artesanalidad”, esa inconformidad en su interior, de que tal vez hubieran podido hacer las cosas de una manera diferente, mientras que yo tomé la decisión de intentarlo.

La mayoría de personas, sólo están envueltas en esta rutina artesanal, de vivir el día a día, haciendo lo que se supone deben hacer para vivir, mientras que yo paso la vida soñando, tratando de crear cosas nuevas, de tomar una ruta alterna y diferente a lo que las personas hacen.

Y la verdad es que me agrada, en serio, me gusta buscar una ruta diferente para alcanzar mis propósitos, y eso hace que cada semana encuentre un nuevo aliciente para continuar.

Esto no me libra de caídas, fracasos, decepciones, quiebras económicas, etc. A los que intentamos vivir así nos pasa igual que a todos, pero ese pequeño propósito de salirse del modo artesanal que tengo detrás mío, me agrada.

Hay una canción que hace varios años la hice mía, y que hoy quisiera dedicársela a esas personas que hasta hoy descubren que viven una vida artesanal, para que entendamos que SÍ se pueden hacer las cosas diferentes.

Mira el siguiente video:

LETRA:

Hola que gusto de verte
Te ves como las olas del mar,
Miro que vas y que vienes
La vida no te trata tan mal

Coro :
Recuerdo que dijiste Hace unos años
Que estabas bien que no ibas a escuchar
tu miedo era perder lo que hasta ahora
piensas que es lo que da felicidad

Y así pasas los años…

Pero que gusto de verte
El destino en que creíste cambió,
creo que tendrás que hacer frente
A tu supuesta fe y tradición.

Ábreme bien el cerebro
Si metes bien la mano verás
Tantos fracasos marchitos
Pero en mi corazón mirarás

//Que alguien ha cambiado mi historia
Y en otra dimensión me hace estar
Tan solo me sumerjo en su sombra
y finalmente sé qué es amar

Ya alguien ha cambiado mi historia…//

Y así paso los años…

Alguien me hizo ver el final
Ha prometido conmigo siempre estar
las cosas viejas pasaron nuevas son
su amor llegó sin avisar.

Vinicio Ramos

Dedicado a transformar la vida de las personas.

  

Instagram did not return a 200.
SÍGUEME EN INSTAGRAM:
Instagram did not return a 200.