Vamos a Hacer Cambios

Muchos pasan los días, los meses, los años preguntándose cómo mejorar su vida, sin atreverse a hacer verdaderos cambios que los mueven de su lugar actual.

Todos hemos pensado en mejorar nuestra situación económica, pero sin tener que mudarme de ciudad, sin querer cambiarme de trabajo, sin poner mucho en riesgo.

El problema es que esto implica HACER CAMBIOS y los cambios no son cómodos.

Ahora quiero hacerte una pregunta

¿qué tan renuente eres al cambio? ¿te gustan los cambios en tu vida?

Qué tan flexible eres a cambiar cosas en tu vida, relaciones, trabajos, proyectos o eres de los que prefiere la estabilidad.

¿Cuándo fue la última vez que hiciste verdaderos cambios voluntarios en tu vida?

No hablo de un divorcio, un despido, comer mejor por un diagnóstico médico, esos son cambios FORZADOS.

Hablo de una decisión que NO necesitabas tomar, pero dijiste, voy a hacerlo porque creo que me hará mejor persona, hará que mi negocio mejore, aprenderé más, etc.

¿Lo recuerdas?

Si no te salta una respuesta rápidamente, tristemente debo decirte que no eres tan abierto a hacer cambios en tu vida.

La verdad es que más allá de lo que podamos decir, a muy pocos, por no decir a nadie le gusta hacer cambios en su vida. Existe la tan mentada Zona de Confort, y se llama justamente así, porque es cómoda!

Y no se a ti, pero a mí no me gusta salir de un estado de comodidad para pasar a uno incómodo al menos que sea necesario.

Pero también he descubierto que mientras me encuentre cómodo, no avanzo, no crezco, no soy mejor persona, seguiré siendo el mismo mediocre del cual a veces reniego.

¿Te pasa a ti o sólo a mí?

También viene la pregunta, cómo empiezo Vinicio si no me gustan los cambios, en realidad es más fácil de lo que piensas…

Sólo empieza haciendo cambios pequeños.

  • Levántate a una hora diferente
  • Come algo distinto
  • Cambia el reloj de mano
  • Córtate el pelo diferente
  • Deja de ver televisión, etc

No intentes leer 2 horas diarias de golpe, o correr 1 hora a partir de mañana; qué tal si lees una página de 1 libro y caminas 2 cuadras.

La siguiente semana intenta hacer el doble y así sucesivamente. En muy poco tiempo cuando tu mente se abra a los cambios, vas a ver cómo encontrarás nuevos retos y empezarás incluso a divertirte con las oportunidades de cambio que vengan a tu vida.

Si hace 2 meses no has hecho algún cambio considerable en tu vida, déjame decirte que estás estancado, la vida tiene su rutina pero también tiene sus cambios.

Muchos siguen celebrando cambios que hicieron hace 10 años, los cuales sí, fueron buenos, pero ya pasaron, debemos vivir en una renovación constante; si llevas yendo 6 meses al gimnasio y no has superado tu marca, cambia de gimnasio o de deporte.

Una vida sin cambios es inevitable, si no cambias no creces, si no creces no vives.

¿Estás dispuesto a cambiar?

.

Vinicio Ramos

Dedicado a transformar la vida de las personas.

  

Instagram has returned invalid data.
SÍGUEME EN INSTAGRAM:
Instagram has returned invalid data.